I’m alive

Tenía mucho de no escribir, y creo que no había tenido la necesidad tan grande de expresarlo, voy de regreso de un viaje mágico, renovador, otro en el que me hizo reencontrarme, ha pasado un año de sentirme devastada, confusa, perdida, pidiéndole al cielo que me quitara este sentimiento de amor, de necesidad y necedad hacia ti, y escuchó… quedan fantasmas, si, de recuerdos aún… no todo está recuperado, pero mi corazón tiene la tranquilidad de que lo más difícil ya pasó, ahora la preocupación es que no lo vuelva a repetir, es una línea tan delgada, que divide lo cuerdo de la locura, ahora más que nunca necesito sentirme libre, dueña de mi, de mis desiciones, de mi cuerpo, de mi fe, ser tan loca como pueda y tan racional de vez en cuando, bailar bajo la lluvia, sentir la arena de la playa en mis rodillas tratando de escapar de una ola, llenar mis ojos de las maravillas que la vida me ofrece, sentirme plena, realizada… simplemente Feliz.